tipos bolsas

Pro y contras de los distintos tipos bolsas

Las bolsas solo se pueden hacer de tres materiales: papel, fibras naturales o plástico. Las más utilizadas son las que están hechas de plástico, son parte de nuestro día a día y están allí cuando hacemos casi cualquier compra. En Creating Bags sabemos que es un producto muy barato, que tarda poco en fabricarse y que hay muchos opciones en el mercado. Sin embargo, no son inofensivas ya que tardan al menos 50 años en degradarse, son muy contaminantes para el medio ambiente y se suelen usar durante 15 minutos.

¿Y las plástico biodegradable?

Hasta las bolsas de plástico «biodegradables» no son tan buena como parecen. Como podemos leer en chaobolsasplasticas.cl «requieren de procesos de compostaje, en plantas industriales, por lo que sin las condiciones adecuadas, una bolsa de plástico biodegradable podría producir los mismos impactos que una bolsa no biodegradable en el medio ambiente». Y es que en la actualidad, en España se usan una media de 180 bolsas de plástico por persona al año, las cuales son parte de todos los desechos plásticos que generamos y de los que solo un 25% se recupera.

¿Y las de papel?

Respecto al papel, estamos de acuerdo con todas las fuentes que dicen que no son mejores a las de plástico. Son peores porque tiene un alto coste energético en la producción. Para explicarlo mejor, citamos una publicación en Facebook de Unpacked SHOP: «La percepción de la gran parte de la población es que las bolsas de papel desechables son mas ecológicas que las de plástico, pero la ciencia desmiente este dato ya que el impacto del ciclo de vida de una bolsa de papel es mayor que la de una de plástico.

via GIPHY

La funcionalidad de un producto es aquella que determina su impacto medio ambiental. El impacto ambiental se da en TODO el ciclo de vida del producto, no sólo cuando decidimos desecharlo. Para fabricar una bolsa de papel necesitamos extraer materia prima, utilizar cuatro veces más energía y tres veces más agua que para producir una de plástico, son más pesadas y necesitan más espacio para su distribución, puede reutilizarse menos veces y aunque sea biodegradable, si termina en un vertedero la falta de agua, luz y oxígeno hace complicada su degradación».

Entonces, ¿mejor de fibras naturales?

Sí. Si son verdaderamente de origen vegetal certificado y no están mezcladas con otros derivados del petróleo. Las fibras naturales son muy buenas, por ser reutilizables y biodegradables. En la tienda online Creating Bags ponemos a disposición nuestra fábrica de envases textiles en algodón ecológico y yute, ambas fibras de origen vegetal certificadas por AITEX.

Pros y contras de las bolsas de papel y de plástico

  • El coste es mucho inferior a las bolsas de fibras naturales.
  • No hay que llevarlas y traerlas, las entregan en el establecimiento.
  • Mucha personas usan las bolsas de plástico como bolsas de basura.
  • Se rompen con facilidad.
  • Tienen menos capacidad y aguantan menos peso (kg).
  • Son perjudiciales para el medio ambiente, tanto al fabricarlas como al desecharlas.

Pros y contras de las bolsas de fibras naturales

  • Son más resistentes y se pueden usar muchas veces.
  • Tienen una mayor capacidad y aguantan un mayor peso.
  • Se pueden usar más allá de hacer la compra.
  • Son más baratas si se toma en cuanta las veces que se pueden usar. Si solo se usan las mismas veces que una bolsa de papel o de plástico, son más costosas.
  • Son fáciles de olvidar, con lo que a veces hay que comprar otras nuevas sin que nos hagan falta. TIP: Lleva siempre bien doblada en tu bolso del día a día. 
  • No se deberían de introducir en la nevera.

 

Conclusión:

Una bolsa que no se produce es, naturalmente, lo más ecológico. Pero puestos a elegir, mejor que sean de fibras naturales y reutilizables. Su la relación precio-calidad y su durabilidad las convierten en la mejor alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *