Zero Waste, por una naturaleza sin residuos

Zero Waste, un compromiso con el planeta y su futuro

Estamos una vida finita. Sí, nuestra vida tiene fecha de caducidad, vivimos en un planeta con recursos limitados y la capacidad de las ciudades para gestionar residuos es reducida. Por ello y para no acabar antes de tiempo con el planeta, ha nacido el movimiento Zero Waste.

Literalmente, el significado de estas dos palabras es Resiudos Cero. De lo que se trata es de reducir la generación de residuos no orgánicos, como plasticos, metales o papeles y también de emisiones contaminantes.

En este artículo, te contaremos las claves para que puedas mejorar y lograr reducir tus residuos, por el bien del planeta.

Zero Waste, por una naturaleza sin residuos

Prepárate tú y tu casa, consigue envases para tus productos

Antes de empezar a dejar residuos necesitas tener claro que al principio no será cómodo. Y es que tener que llevar siempre tus bolsas de tela o reutilizables o tus recipientes para comprar no siempre te será posible o se te olvidará. Es muy fácil ir cada día a comprar a tus tiendas habituales y que te den todos los envases necesarios para el transporte de los productos.

Tienes que tener muy claro que no vas a generar residuos, que lo controlarás todo y que tu basura será mucho más pequeña desde ahora.

Para prepararte también necesitarás adquirir algunas cosas. Recopila todos los tarros de cristal que puedas de diferentes tamaños. Te servirán para almacenar muchas cosas, desde el azúcar a los garbanzos o a la harina. Nosotros tenemos una buena colección tanto comprada como reciclada de botes de alimentos.

También tenemos fiambreras de acero inoxidable y tuppers para realizar la compra y, por supuesto, una colección de bolsas de tela.

Tus bolsas de tela siempre contigo

Cada día, cuando bajes a la calle, lleva bolsas de tela en tu bolso o mochila. Pueden ser bolsas de algodón, de yute o de cualquier producto, mejor naturales, y pueden ser compradas o hechas por ti mismo a partir de viejas camisetas o telas.

Llevando siempre tus bolsas conseguirás evitar la tentación de adquirir bolsas de plástico.

Yute y algodón, por el Zero Waste

Compra a granel. Vuelve a los tiempos de tus abuelos

En los mercados se venden muchos productos a granel llevando tus capazos o bolsas reutilizables, desde fruta y verdura a legumbres o harinas.

En las panaderías podrás comprar tanto el pan como galletas o repostería a granel y en las bodegas tendrás el vino de barril a tu disposición.

Ahora también podrás encontrar tiendas que vendan productos de limpieza a granel, tanto de limpieza corporal como de higiene de la vivienda, en la que podrás llevar tus botellas y recipientes y llenarlos.

La situación es volver a la mentalidad del siglo XX, de antes de 1980, cuando todo se compraba a granel y nuestras abuelas iban con capazos llenos de productos para consumir en casa.

Compra a granel, por el Zero Waste

Avisa al dependiente de que no quieres bolsa de plástico

¡Atención! Los dependientes de los comercios no están acostumbrados a vender a granel y no ponerte una bolsa de plástico para sus productos. Tendrás que avisar al principio, antes incluso de pedir para que no te ponga ninguna, ya que llevas tú encima tu bolsa reutilizable.

Al principio cuesta, da vergüenza, pero vence la vergüenza y deja claro que no quieres generar residuos.

No compres más agua embotellada. Los filtros de agua son la solución

El agua embotellada no es mejor, es mucho más cara y genera muchos residuos. Utiliza filtros en los grifos de tu casa para beber y rellenar tus botellas. Hay muchos filtros que te permiten ahorrar dinero y envases y te dejan el agua con muy buen sabor.

Rechaza los artículos desechables. Una nueva forma de consumir

Rechaza todo lo que te ofrezcan, desde cañitas a vasos de plástico, folletos o cubiertos desechables. Deberás ser precavido con el fin de no contaminar ni generar más residuos.

Compra solo lo que necesitas

Esa camiseta que no te hace falta, ese elemento decorativo que es tan bonito, cosas que compramos por capricho y no tienen mucha utilidad…

Huye de ello, generar pocos residuos también está relacionado con comprar menos ropa o elementos que no vayas a usar a menudo.

El mejor transporte, tus piernas

Muévete a pie en tus trayectos diarios. Así consigues tres cosas: no contaminas ni emites gases, te das cuenta de lo que pasa en la calle y haces ejercicio.

Y si tu trayecto es largo, utiliza la bicicleta, el autobús o el tren. ¡Y verás además qué ahorro!

Dilo a los cuatro vientos: “¡Formo parte del Zero Waste!”

Por último, no dejes de decirle a todo el mundo que estás dejando de generar residuos y que, desde entonces, estás mejor y tu parte del planeta también. Incita a los demás a que te copien dando tú primero ejemplo.

Poco a poco somos más los que formamos parte del movimiento Zero Waste. Porque, cada vez, somos más personas comprometidas con el planeta y con su futuro.

Zero Waste, por la naturaleza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *