Razones por las que elegir fibras naturales

Las fibras naturales se han convertido en toda una tendencia social. Cada vez es más frecuente su uso y podemos ver su alta implementación en sectores como el textil o decorativo, entre otros. Algodón, yute, ratán o bambú ¡Tendencia absoluta! Si te interesa este tema estos otros artículos te pueden resultar de interés:

¿Cómo diferenciar una fibra natural de una sintética?

Todo lo que debes saber acerca del certificado GOTS

¿Qué son las fibras naturales?

Antes de empezar a profundizar en el tema, es necesario comenzar por esclarecer la naturaleza de las fibras naturales, aunque como claramente su nombre indica podemos de primeras imaginarnos de qué se trata.

Entendemos por fibras naturales aquel recurso cuyo origen está en la naturaleza, en este caso concreto en las plantas, y mediante el cual a través de procesos de hilado dan lugar a cuerdas o hilos. Por el contrario toda aquella fibra que no proviene de la naturaleza es una fibra química, es decir artificial o sintética.

fibras naturales

¿Qué ventajas tiene su uso? Fibras naturales

Una de las ventajas principales es que son naturales y por tanto una opción de cara a la sostenibilidad  que promueve el impulso hacia una economía verde. Esta economía está basada en técnicas sostenibles y menos dañinas con el medio ambiente, con procesos de producción que requieren menor cantidad de energía y recursos así como la disminución de uso de pesticidas y químicos.

Otra de las ventajas que debemos resaltar es su condición de residuo biodegradable, teniendo la capacidad de descomponerse de manera natural en un periodo de tiempo corto. Durante su proceso de tratamiento ofrece la posibilidad de generar subproductos y residuos que permiten ser reutilizados para fabricar otros materiales.

biodegradable

 

Diferencias entre fibras naturales y artificiales

¡Sabemos lo que estás pensando! No eres la primera persona ni la última a la que le ha ocurrido. Estás buscando para tu producto envases fabricados con fibras 100% naturales y en más de una ocasión te has llevado un buen chasco, descubriendo que esas fibras naturales no lo eran tanto.

Como comentábamos anteriormente las fibras naturales se obtienen a través del cultivo mientras que las que no lo son, son el resultado de composiciones químicas derivadas del petróleo. ¿Te estás preguntando cómo poder diferenciarlas? A continuación te ofrecemos algunos aspectos a tener en cuenta:

Textura y estética

Normalmente la forma de diferenciar fibra natural de la que no lo es, suele ser a través de la textura y apariencia del propio tejido. Los envases compuestos con tejido 100% natural suelen ser más robustos, desiguales y presentar pequeñas imperfecciones.

De lo contrario los envases fabricados a partir de fibras sintéticas suelen presentar un tejido uniforme con un tacto más suave y estética homogénea.

sostenible

El precio

Otro aspecto diferenciador es su precio, puesto que un tejido elaborado a través de fibras naturales siempre supondrá un mayor costo debido a los tiempos de cosecha y procesos de extracción. De lo contrario aquellos tejidos que provienen de fibras sintéticas suelen tener un menor coste como resultado a sus técnicas de elaboración.

¿Nuestro consejo? ¡Pedir siempre una muestra al fabricante!

De esta forma, te ahorrarás sorpresas y sospechas no deseadas o lo que es peor, una imagen de marca dañada por la no certificación de tu packaging o tejido.

¿Quieres conocer el truco del almendruco?

Si aun con estas directrices no las tienes todas contigo, te desvelamos un truco que no falla. Mechero en mano, acerca el fuego a un tejido de yute o algodón. Si además de no prender, las fibras no se hacen bolitas o retraen, has acertado con el tejido, de lo contrario, sintético.

Si buscas diferenciarte mediante una vía sostenible y respetuosa con el medio ambiente, opta por tejidos con fibras naturales. Además de contribuir con prácticas más sostenibles, podrás ofrecer a tus clientes envases con valor añadido.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?